Presidente de China afirma ante la OMS buscará el “bien público global”

El monto de asistencia al mundo será de aproximadamente $2.000 millones para los países más afectados.


Exmandatario Figueres resalta la necesidad de cooperación de ese país




El presidente de China, Xi Jinping, pronunció en la reunión anual de la Asamblea General de la OMS, que las vacunas desarrolladas por su gobierno estarán disponibles como un “bien público global”.


Esta será la contribución china para la accesibilidad y la asequibilidad a esas vacunas a favor de los países en desarrollo.

Además, que dará una  asistencia de aproximadamente $2.000 millones en los próximos dos años para los países más afectados en los próximos dos años, en especial a aquellos en vías de desarrollo.

“China instalará un depósito y hub de respuesta global, para garantizar la cadena de abastecimiento de los insumos de primera necesidad, con corredores verdes para facilitar su distribución. Además, trabajará con los países del G-20 para implementar una iniciativa de suspensión de deudas a los países más pobres”, destacó.

El ex presidente de la República, José María Figueres, dijo que eso es lo que necesita el mundo, en este momento, que los países cooperen entre sí para derrotar la crisis.

“Es importante que la OMS ofrezca apoyo a los países más débiles.

China y Asia son el futuro y por eso, debemos acercarnos mucho más a esa parte del mundo”, destacó.


El mandatario chino dijo que ese país fue “siempre” transparente sobre la evolución de la crisis sanitaria y se mostró dispuesto a una “evaluación completa”, pero reiteró que sería una vez que la pandemia esté controlada.

Xi pidió a los líderes del mundo aumentar el apoyo político y financiero a la OMS y un mayor compromiso, en alusión a los anuncios del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre la suspensión de fondos que Washington aporta.

“Tarde o temprano la humanidad vencerá al coronavirus”, alentó Xi, pero advirtió que es probable que no sea la última emergencia de salud, por lo que, remarcó la importancia de reforzar la gobernanza global en el ámbito de la salud pública.

También, dijo que el virus no sabe de fronteras ni razas. De cara a este feroz coronavirus, la comunidad internacional y los pueblos no retrocedemos, más bien lo afrontamos con valentía. Nos solidarizamos y nos ayudamos mutuamente dejando constancia de un gran espíritu filantrópico y aglutinando una majestuosa fuerza común para toda la humanidad.




9 visualizaciones0 comentarios