Luciana Vélez, de 9 años, gana primer lugar en competencia de piano en New Jersey



Josefa Cheng, orgullosa abuelita de Luciana Velez, nos relató las vivencias musicales de su nieta, quien con tan solo 9 años ha participado en importantes concursos en piano en Estados Unidos.

Luciana ha tenido contacto con la música desde su nacimiento, ya que su madre, Fiorella Araya Cheng , costarricense y de ascendencia china, es graduada en Piano en la UCR y fue ganadora del prestigioso Concurso en Piano María Clara Cullel Teixidó en su época

universitaria y que le facilitó obtener una excelente beca a Westminster Choir College of Rider University , en Princeton, N.J. Ahí se graduó en Pedagogía y Ejecución en Piano. Casada luego con otro exitoso músico profesional estadounidense y también de origen latino, John Paul Vélez. En este entorno musical ha vivido Luciana desde bebé.

Desde los 3 años de edad Luciana comenzó a participar en recitales de piano, organizados por su mamá. También toca el violín como segundo instrumento. Sus padres la han impulsado también a que explore otros instrumentos como el ukelele, la flauta traversa y la guitarra.


A los 7 años tocó en el Weil Recital Hall del Carnegie Hall como ganadora de medalla de oro en el Golden Key Music Festival. Ese mismo año fue seleccionada como ganadora de High Honor en el Spring Recital Audition en el estado de New Jersey. También a esta edad ingresó a la orquesta juvenil de Princeton con el violín.

A los 8 años participó en su primer concurso grande, el Young Musicians Piano Competition de la NJMTA (New Jersey Music Teachers Association) , competencia más fuerte del estado , de donde recibió una mención honorífica. También a esta edad, en marzo del 2020, ganó el primer lugar de nuevo en el Rising Talents Music Fest y de nuevo seleccionada para tocar en el Carnegie Hall.

Ahora, recién cumplidos los 9 años, en Noviembre del 2020 participa de nuevo y obtiene el primer lugar en la categoría de 9 años. Todos los primeros lugares de cada categoría hacen un concierto en la Conferencia estatal de música en frente de todos los profesores del estado. Sin embargo, esta vez debido a la pandemia, el concierto de los ganadores se hizo virtualmente. Ella tocó la pieza seleccionada Tarantella in A Minor de Albert Piecsonka.

Luciana ha sido muy bendecida, no solo por su talento, sino también porque sus padres se han preocupado por tratar de darle una educación integral, inculcando la disciplina que requiere, como también estimulándola a que reciba clases de basketball, ballet, gimnasia y dibujo, de las que disfruta mucho y muestra habilidad también.


Luci tiene un hermano menor quien también toca el piano, pero su instrumento favorito es el violoncello. Junto a él ha participado en recitales.

Una anécdota que recuerda doña Josefa con mucho cariño es con respecto al canto. En una clase de música que acompañaba a su hermanito, Lucy estaba sentada viendo la clase y ella se puso también a cantar las canciones que enseñaban a su hermano. La profesora sentada al lado de ella quedó sorprendida de su voz. Días después esta Profesora escuchó que estaban buscando voces lindas de niños que cantaran en buen español para el programa Music Together, para las escuelas de todo el país. Entonces recordando la voz de Luciana, le pidió enviar una audición y fue así como terminó grabando en 3 CDs para el programa, junto a otros niños y algunas veces cantando sola. Por esta grabación le pagaron y doña Josefa recuerda que cuando la fueron a visitar a Estados Unidos, Luciana muy feliz le dijo a la abuelita q le iba a compartir sus ganancias con ella y con gran satisfacción y amor le entregó 3 billetes de $1, los cuales al día de hoy atesora.

Como aspectos importantes en el éxito de Luciana, doña Josefa destaca la disciplina heredada de la cultura asiática, el deseo de hacer lo mejor e ir más allá de lo que se le pida, al gusto por aprender a tocar un instrumento y por estudiar la música clásica, que promueven la concentración y estímulo del cerebro. Luci recibe clases con su mamá una vez por semana y practica pequeños momentos, cuando sus actividades y juegos que como niña que es, lo permitan.

Finalmente agrega, que ver a su nieta disfrutar es lo más hermoso de todo. La disciplina de Luciana no es forzada, es parte de su ser. Ella realiza diferentes actividades todos los días y en todas le pone un cariño especial y dedicación ejemplar. Todo lo disfruta y siempre le queda tiempo para jugar y divertirse.



317 visualizaciones0 comentarios