top of page

Elena Wachong propondrá crear el Museo Chino en Costa Rica, sueño de muchos costarricenses de ascendencia China

Próximo 4 de enero se realizará un evento para saber cómo se hizo un proyecto similar en  California. Experta Lilly Cheng, fundadora del Centro Cultural Chino de San Diego, compartirá su conocimiento con costarricenses


Nota redactada por Tatiana Gutiérrez Wa-chong



Determinar hacia dónde vamos es tan importante como saber de dónde venimos y de eso es consciente Elena Wachong, quien fuera embajadora de Costa Rica en la República de China, en 1996, durante la administración de José María Figueres. Propone fundar un Museo Chino de Costa Rica, completamente digital. 

 

Existen Museos de Historia y Cultura de Inmigrantes Chinos en importantes ciudades del mundo como Nueva York, San Francisco, Toronto y París.

 

En California, lo organizó la doctora Lilly Cheng, quien es Profesora del Lenguaje y fundadora del Centro Cultural Chino en San Diego State University y miembro de la Junta Directiva del Museo Histórico Chino de San Diego, California.


La doctora Cheng ofrecerá una conferencia sobre su experiencia el próximo jueves 4 de enero del 2024 a las 6:00 p.m., en el quinto piso del Edificio Farmacia CV (100 metros al norte del Estadio Nacional, cerca del antiguo Restaurante el Chicote).  


La doctora Cheng se ha dedicado a promover la cultura china en California y ha dirigido a unos 60 grupos gubernamentales y del Ministerio de Educación, a giras educativas y culturales a China. Su amplio y profundo conocimiento de la sociedad China, sus costumbres y cultura milenaria, le permiten explicar de manera sencilla, los principios fundamentales de la vida de la China Imperial.


“Ella fundó 28 escuelas de kínder y primaria que enseñan el mandarín a niños y contabiliza 17 mil estudiantes participantes, aporte que es muy importante para China y Estados Unidos.  Es una excelente comunicadora que explica en términos sencillos y simplifica la esencia de temas complejos y los hace de manera accesible”, aseguró Wachong.


Elena Wachong fue embajadora de Costa Rica

y ahora propone a la comunidad organizar

un Museo Chino de Costa Rica.


¿Cuál es la idea del Museo Chino y qué es lo que usted quiere alcanzar?


Lo que me interesa es que la Comunidad China tenga un punto de encuentro en una sola plataforma, comparta lo que le interesa de su pasado chino: la cultura de China milenaria, la historia de los inmigrantes a Costa Rica, y los aportes de la Diáspora joven que nace fuera de China, y pierde sus raíces. Es una manera de que la Comunidad China conozca su cultura milenaria y la comparta con la sociedad costarricense.


En Costa Rica, somos muy pocos los descendientes de inmigrantes chinos, y muchos no han podido acceder su árbol genealógico porque no hablamos, ni leemos chino.  

 

Los que lo hemos logrado como yo, que tengo El Árbol Genealógico de don Luis Wachong Lee, con 3,000 años de historia, que inicia en 850 b.c., podemos ayudar a la comunidad a recuperar ese muy complejo e interesante pasado milenario.


La idea es que el Museo digital refleje los intereses de la comunidad y logremos guardar la historia de los ascendientes y descendientes chinos, y su actividades comunitarias, en una página web donde sea seguro, permanente, disponible al público y de fácil acceso.  


Todos tenemos pequeñas historias o libros publicados en manos de familias privadas y eso hace que la información se olvide, o se pierda. Por eso, pedimos a la gente que comparta la riqueza documental, de fotos e historias en chino y en español que tiene, y lo aporte al Museo Chino de Costa Rica: la página web proveerá un Repositorio, un sitio para todos, disponible al público. La recopilación inicial se recibirá en un correo electrónico dedicado específicamente a eso. Esta es la Etapa I.

 

En la Etapa II y una vez que se tenga muchas historias y documentos acumulados, esperamos habilitar una página web donde las personas puedan ingresar el material como ellos lo quieran a un expediente específico de su Clan Familiar.  Sería maravilloso que las fotos cuenten con la respectiva identificación, nombre, apellido y lugar porque queremos que eso permita contar la historia de una persona y relacionarla con el Clan Familiar más amplio, también con el Clan Familiar del mismo apellido en otro país. 

 

Esa labor minuciosa ayudará a los investigadores del futuro, reconstruir las historias en mayor detalle, y relacionarlas dentro de un contexto más global, como lo son las Guerras Mundiales, las dinastías y guerras civiles del país de origen, así como eventos en el país de destino y los grandes corrientes globales internacionales. Esperamos esta diversidad e intercambio de culturas nos enriquezca a todos y se mantenga de forma permanente.Por ahora, todo el contenido se enviará a Elena Wachong mediante su correo electrónico específico “ wachong1091@gmail.com”. Luego será depurado para que cuando ya exista suficiente material pueda subirse a la página web en al menos español y chino, además del inglés. ¿Qué la motivó a impulsar esta idea?Inicié conversando con mi padre en 1980 sobre la Familia Wachong Lee, porque de joven me presentaron un montón de paisanos como “ primos”, y realmente nunca supe si eran familia, o más bien, una forma de expresar que era un amigo cercano. 


Así comencé tomando notas de las relaciones entre esos “ primos”. Y posterior a su muerte en 1987, continué entrevistando y conversando con familiares y extraños, tratando de entender la historia de mi familia en China, antes de que emigraran. 


Me parece que al ser inmigrantes y descendientes de otro país tan diferente, arribar a una nueva cultura, por más generosa y abierta que es un país como Costa Rica, las personas se sienten algo huérfanas, porque no sabemos de dónde venimos ni quiénes eran nuestros antepasados.  Eso a mí me parece que nos vuelve un poco frágiles y nos falta una base, un hogar cultural y espiritual. Tengo la impresión que se tarda unas 5 generaciones en crear esas nuevas raíces profundas, especialmente cuando los separa una gran barrera: el idioma chino que desconocemos .


Entonces, el recuperar los 3,000 años de mi historia familiar china nos ha dado raíces y eso lo podemos compartir no solamente con nuestras Familias Chinas, sino con todo Costa Rica y además nos abre una puerta de comunicación con otros inmigrantes en el mundo y con costarricenses de todas partes. Gracias a los traductores de Google y la internet, hoy el idioma chino no es una barrera infranqueable, pero el recuperar las raíces chinas igual requiere de un esfuerzo de toda la Comunidad China.


¿Cómo lo ha hecho usted con la familia de Luis Wachong Lee, fundador y Presidente Vitalicio de la Asociación China de Costa Rica?


Comencé a escribir la historia de nuestra familia hace 40 años en Costa Rica, con el apellido escrito en alfabeto occidental: “ Wa Chong Lee”.  En 1997 visité nuestra ciudad natal en Hocsan, provincia de Cantón. Pero descubrí que debido a los problemas de “la Revolución Cultural” en China, durante la última década de Mao Tse Tung y la “Mafia de los Cuatro”, los pocos miembros que quedaban, recordaban menos que mi padre de los lazos familiares. Temiendo por sus vidas, habían destruido su precioso  “Zupu” o “Manuscrito Generacional de la Familia China”. También se le dice Árbol Familiar o Biblia.

 

Escribí un pequeño resumen de “Cómo Recuperar sus 3.000 años de Historia Familiar china “para la reunión anual No. 50 de Exalumnas de Wellesley College, porque ningún otro esfuerzo en mi vida ha sido tan complejo y largo, como armar este rompecabezas gigante en un idioma que no hablo ni leo. La mayoría de mi familia inmigrante sabe leer, pero nuestro “Zupu” está escrito en chino de diferentes milenios, por lo que pocos pueden leer el documento completo: es como tratar de leer un documento escrito en jeroglíficos egipcios, arameo, griego y latín de la época Romana. Un acertijo total!


Sin embargo, gracias a la Internet y a que hoy el lenguaje chino tiene una versión romanizada en “ Pinyin”, se puede trazar en internet. Descubrí que la Primera Generación del Clan Lü apareció en el año 960 a. C., que contamos con el “ Duque Huan de Qi” entre nuestros antepasados, y que existen registros escritos ininterrumpidos y continuos que lo demuestran. El Zupu es un descubrimiento sorprendente: es como rastrear la ascendencia de una familia occidental desde las míticas "Guerras de Troya" en un registro escrito sin interrupción, conservado por cada familia superviviente, a la fecha: y sin la Piedra Rosetta para descifrarlo!


Esto proporciona una clave para todos los chinos y occidentales que buscan comprender un poco de la historia china. Devuelve a todos los chinos de ultramar la posibilidad de encontrar de dónde vienen y quiénes son: concede un sentido de origen y pertenencia a algún lugar.





111 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page